jueves, 9 de enero de 2014

El mejor regalo I

[Reproduzco, a lo bestia, sin enlaces, sin la preciosa maquetación que se curró Lucía Serrano, la doble página que publicó ayer el Heraldo Escolar. No tengan en cuenta las ausencias sino la fe de tu igle... los maravillosos presentes. Hoy cuelgo la primera parte. Otro día, Secundaria y más.]

—Lo contentas que estamos en la redacción de Heraldo Escolar, ¿a que sí, Lucía?
—Sí, Begoña.
—¡Los Reyes nos han traído el mejor regalo! No, no es una bici, ni una tableta. Es… ¡un montón de libros!
—Begoña, te están mirando con cara de loca.
—Eso es porque todavía no han visto los libros que nos han regalado. ¿Se los enseñamos?
—¡Sí! Pero ¿cómo? ¿Ordenados por Reyes?
—¿Pero qué dices, Lucía? ¿Por Reyes?
—Sí, ¿no has visto que cada rey nos ha traído un tipo de libro distinto? Melchor, un libro de autor aragonés.
—¡Quiá, aragonés! Vaya cosa.
—Oye, no me seas aragonesa. Pues que sepas que en esta tierra hay autores que son de lo mejorcito del panorama nacional, que se los rifan en la capital, y hasta en Munich, en Shanghai y en Miami.
—A mí me lo vas a contar.
—Pues eso. Y Gaspar ha traído libros para compartir, para leer a trocitos, en voz alta y comentar entre todos, para fijarse bien, para crear...
—¿Y los de Baltasar, qué me dices? ¡Ha traído unos libros preciosos!
—Sí, de esos que no siempre entran en las aulas porque que si son delicados, que si son un poco más caros… Pero ¿no se merecen los alumnos y alumnas rodearse de libros bellos, descubrir (o recordar) que hay libros de papel que son objetos de lujo?
—Qué majo Baltasar, sí. Pero ¿y si los ordenamos por edades?
—Ya, sería práctico, pero hay libros que podrían valer para muchos cursos diferentes.
—¿Y qué te crees, que nuestros lectores no van a chafardear las otras secciones? ¡No son poco curiosos!
—Confío en ello.
—Y yo.

DE 3 A 6 AÑOS
Melchor: ‘Monstruo Rosa’, Olga de Dios (ed. Apila). Gaspar: ‘Letras de cuento’ y ‘Abefeario’, Miguel Ángel Pacheco y Javier Serrano (ed. Tatanka). Baltasar: ‘Cinco sentidos’ y ‘Sin título’, Hervé Tullet (ed. Kókinos).
—¿Has visto qué chulo el ‘Abefeario’ que dejó Gaspar? ¡Como para no aprender las letras!
—Sí, para mí es un “guapecedario”. Y en las ‘Letras de cuento’ hay una historia para cada letra, pero no una historia tontorrona, una de las buenas.
—Como la que nos trajo Melchor, la del ‘Monstruo Rosa’, de Olga de Dios.
—Pero Olga de Dios es de San Sebastián.
—Ya, pero el libro lo publica la editorial aragonesa Apila. El libro recibió el premio Apila, y luego le dieron otro premio en China.
—No me extraña que lo premiaran, Lucía, es que este monstruo es genial y te pinta una sonrisa en la cara.
—¡Y no solo eso! Si quieres, puedes terminar de pintarlo. La autora ha dejado huecos en el álbum para que pinten los lectores.
—Uno de los libros de Hervé Tullet que nos trajo Baltasar también parece a medio hacer, el de ‘Sin título’.
—Hervé es un genio. ¿Has visto el de ‘Cinco sentidos’?
—¿Visto? ¿Solo visto? También lo he olido, y lo he tocado, y oído y….
—Espero que no lo hayas chuperreteado.
—…
—¡Begoña!

DE 6 A 8 AÑOS
M: ‘Peponman’, Pepe Serrano (ed. Nalvay). G: ‘Olivia y las princesas’, Ian Falconer (ed. FCE). B: ‘¿Qué hay dentro?’, Okido (ed. Blume)
—¿Has visto qué hay dentro de ‘¿Qué hay dentro?’?
—Páginas normales y corrientes.
—Eso parecen, pero si las miras al trasluz, podrás descubrir un montón de cosas, como si fuera una radiografía.
—¡Hala, sí! ¿Y los otros libros? Vaya, ya lo pillo. Melchor ha traído un libro de superhéroes para los niños y Gaspar uno de princesas para las niñas: ‘Peponman’ y ‘Olivia y las princesas’.
—Te equivocas. Olivia será una niña, bueno, una cerdita, pero no entiende qué manía tienen todas las niñas con querer ser princesas, y encima princesas rosas. Si al menos fueran princesas indias…
—¿Y en ‘Peponman’ sale un niño que no quiere ser superhéroe?
—Al revés, sale un niño que quiere ser superhéroe, y varios superhéroes. Hasta sale Spiderman comiendo borrajas, y una niña y un gato y nubes con forma de dinosaurio y páginas de sumas y un rascacielos lleno de cerditos y un bocadillo de chorizo… Y todo con dibujos de Álvaro Ortiz. Además, si quieres, este cuento lo puedes oír contado por el propio autor. Tarda 16 minutos 40 segundos en hacerlo.
—Poco me parece.
—Normal, es que es tan entretenido que no tienes ganas de que se acabe.

DE 8 A 10 AÑOS
M: ‘Casi un millón de cuentos’, Daniel Nesquens y Pepe Serrano (ed. Edelvives). G: ‘Caminaditos’, María Cristina Ramos y Elisa Arguilé (ed. Cuatro Azules). B: ‘Faunástico’, Mikhail Yasnov y Sacha Poliakova (ed. Edelvives).
—Se nota que a Melchor le gusta Pepe Serrano porque, además de ‘Peponman’, ha traído ‘Casi un millón de cuentos’.
—Sí, pero es que además casi medio millón de esos desternillantes, divertidos, raros o casitristes cuentos los ha escrito Daniel Nesquens.—¿Nesquens? No me digas más. Me encanta Nesquens.
—Y a mí. Por cierto, ¿has visto que el libro que ha traído Gaspar lo ilustra Elisa Arguilé, esa artista que ha hecho tantos libros con Nesquens?
—Sí, ‘Caminaditos’. Es un libro precioso de poemas, y gracias a los dibujos de Elisa es también un viaje hacia la libertad del que uno sale algo desriñonado.
—No te entiendo.
—Eso es porque no te has fijado en los dibujos.
—Pues habrá que fijarse. Oye, y ahora que lo pienso, ¿Elisa no era aragonesa también?
—Eso dicen, aunque podría ser de Oz, o de Glubbdubdrib. De un sitio fantástico.
—Como el libro ‘Faunástico’ que ha traído Baltasar. ¿Has visto qué criaturas hay dentro? Aparecen en tres dimensiones. Podríamos abrir una página diferente cada día e inventarnos una historia sobre cada animal antes de leer el poema que lo acompaña.

DE 10 A 12 AÑOS
M: ’75 consejos para celebrar tu cumpleaños a lo grande’, María Frisa (ed. Alfaguara). G: ‘Romance’, Blexbolex (ed. Libros del Zorro Rojo). B: ‘Ver la luz’, Emma Giuliani (ed. Kókinos).
—¿Seguro que ‘Romance’ va en este lote y que lo trajo Gaspar? Es tan bonito que parece de Baltasar, y solo tiene dos palabras por página. ¿No será para más pequeños?
—O para mayores. Es un libro que puede inventarse a cualquier edad.
—¿Inventarse? Querrás decir “leerse”.
—No, inventarse. En este libro el verbo, los verbos, los pones tú. Y en ‘Ver la luz’ pones los colores. ¿Has visto que puedes ir desplegando parte de las hojas blancas y aparecen colores?
—Ese libro me tiene enamorada. Lo desplegaremos y lo pondremos aquí. Así haremos lo que dice el libro: “compartir los colores para aumentar la belleza”.
—¿Te imaginas uno así en cada aula añadiendo colores a ese verde hospital de las sillas y mesas? ¡Ay! Sería como si todos los días fuera tu cumpleaños.
—Tu cumpleaños… “un día que existe exclusivamente para que tú seas feliz”.
—Eso lo dice Sara en ’75 consejos para celebrar tu cumpleaños’, ¿verdad?
—Me has pillado. Por cierto, me parece que ahora mismo estamos siguiendo su consejo 36: “chuléate de tus regalos con todos tus amigos y conocidos”.

En la imagen, de Cecil Beaton, yo, con vestido de Adele Simpson, preparando las centrales del Escolar. Y no les pongo imagen del abrigo de Orga que me han traído los Reyes porque no quiero que mueran de envidia, que ya bastante verdes les habré dejado viendo todos estos libros.